La FIFA ordenó hoy que el Cardiff le deberá pagar al Nantes la suma de seis millones de euros por el delantero argentino Emiliano Sala, fallecido en un accidente aéreo el pasado 21 de enero cuando se aprestaba a debutar en el club galés.

La transferencia se había cerrado en su momento en 17 millones de euros y la FIFA obliga a Cardiff a desembolsar la primera cifra acordada entre las dirigencias por el fichaje del futbolista que lamentablemente no pudo llegar a destino.

Cuando se confirmó el deceso de Sala, Cardiff se había negado a abonar el acuerdo que Nantes le reclamó y por eso el club francés hizo una presentación ante la FIFA.

El futbolista argentino de 28 años estaba en su mejor momento cuando ocurrió el accidente y había sido presentado en Cardiff, tras su destacado rendimiento en Nantes.