Lionel Messi pudo completar hoy todo el partido dentro del campo de juego, en la victoria de Barcelona sobre Inter, y tras el encuentro celebró haber aguantado “los noventa minutos” luego de la lesión muscular que lo tuvo a maltraer desde el inicio de la temporada.

“Estoy contento de poder jugar los noventa minutos, tenía ganas. De a poco iré agarrando ritmo, estoy bastante bien. Cansado al final, pero quería hacer estos noventa minutos para arrancar de una vez”, manifestó en conferencia de prensa.

Al capitán del seleccionado argentino se lo notó sin problemas físicos y hasta protagonizó la jugada del segundo gol de Luis Suárez, a los 38 minutos del segundo tiempo.

“La primera parte nos costó un poquito la presión, ellos salían bien de atrás y nos generaron. Se ponían mano a mano con los centrales. Los mediocampistas acompañaban. En el segundo tiempo nos acomodamos y empezamos a manejar la pelota, recuperar rápido y entrarles. Ellos se paraban bien. Lo importante es que se ganó, porque se iba a complicar el panorama. Es importante ganar en casa. Es un grupo difícil, necesitábamos los tres puntos”, analizó el partido, en el que Barcelona arrancó perdiendo desde los 3 minutos por un gol de Lautaro Martínez.

Sobre el inicio irregular del blaugrana en la temporada, Messi aseguró que irán “cogiendo el ritmo con el paso de los partidos”.