*por Darío Procopio

El SIC venció a Belgrano Athletic 22-19 en el partido decisivo y se consagró campeón del URBA Top 12. Joaquín Lamas definió la final con un drop en el último minuto del suplementario. Así, el San Isidro Club consigue un título que no ganaba desde 2011 y llega a lo más alto del rugby vernáculo por vigésima sexta vez en su historia.

Como ya es costumbre la cancha del CASI se llenó de color y sano bullicio para recibir la final del URBA Top 12 que enfrentó al SIC con Belgrano Athletic, los dos mejores equipos de la temporada regular. Una gran cantidad de público invadió la Catedral del rugby para darle al encuentro decisivo un marco inmejorable.

Durante la temporada se vieron encuentros muy atractivos entre estos rivales. El SIC triunfó en Virrey del Pino por 48 a 16 y Belgrano lo sorprendió  al derrotarlo en Boulogne por 40 a 14. La historia de la final iba a ser muy diferente.

El kick off encontró a dos equipos arriesgando poco y temerosos de equivocarse. Esa tesitura de paridad y poco rugby iba a extenderse durante todo el primer tiempo. Cada equipo cuidó bien las pelotas propias en las formaciones fijas y tampoco se vio a un claro ganador en la lucha del piso ni en los contactos. Las defensas le ganaban a lo poco que intentaban los ataques.  Solo los pateadores Tomás Rosati y Tomás Granella movieron el marcador de un primer tiempo muy pobre. El entretiempo dejó a los equipos empatados en 6 puntos.

En el segundo periodo Belgrano asumió protagonismo y salió a ser protagonista. El Marrón movió a sus delanteros aun a expensas de aislar al ball carrier en arremetidas dinámicas que ponían en riesgo sus pelotas propias. Esa actitud ofensiva de Belgrano tuvo su contraparte en una valiente defensa del SIC. El conjunto de Boulogne mostró una defensa encomiable con buena predisposición individual para el tackle y un buen orden colectivo. El partido se puso más lindo y mejor jugado aunque el resultado no se movió significativamente. Tomás Rosati y Tomás Granella volvieron a acertar dos patadas por equipo para una igualdad parcial en 12 puntos con 10 minutos por jugar.

En esos últimos minutos la final entró en el terreno de lo dramático. La sensación general era que quien anotara iba a ser campeón. El que se equivocaba perdia todo. Fue entonces cuando los backs del SIC construyeron la mejor jugada de la tarde que termino con el primer y muy celebrado try del partido.  A la salida de un maul, Joaquín Lamas jugó un kick a cargar corto por detrás de la pared defensiva del marrón. El centro Carlos Piran ganó arriba en la recepción para luego conectar con Gastón Arias en apoyo y que este ingrese en el ingoal rival. La conversión del Lamas le daba el triunfo para el SIC por 19 a 12.

Belgrano, sin embargo, no se entregó y salió con todo a buscar el empate. El fundador mandaba a sus delanteros de punta. Estuvieron cerca de marcar Francisco Gorrisen, Matías Masera y Rodrigo Fernández Criado pero el SIC detuvo sus embates en extrema defensa. Andrea Panzarini vio la tarjeta amarilla y el su equipo quedo con un hombre menos.

Con el tiempo ya cumplido, Francisco Ferronato tomó la pelota a la salida de un ruck y aterrizó en el ingoal rival para empatar el partido en la ultima y convertirse además en el tryman del torneo. El árbitro Nehuen Jauri Rivero, de solida tarea, convalidó el empate y decreto el final del partido en un empate en 19 unidades.

El reglamento obligaba a dos suplementarios de 10 minutos si antes no había muerte súbita ante la primera anotación. Las primeras posesiones fueron de Belgrano y sus delanteros volvieron a poner el equipo adelante para darle espacio al kick de Tomas Rosati. Así, el apertura del conjunto de Virrey del Pino intentó un drop que se fue apenas desviado ante el silencio nervioso de todos los presentes.

Cuando el primer suplementario ya expiraba, el SIC atacó profundo. El zanjero también buscó fabricar espacios para el drop ganador. Un par de fases bien jugadas, dejaron a Joaquín Lamas de frente a los postes. El apertura del SIC no fallo y se vistió de héroe. El drop convertido fue un dejavu de aquel de Benjamin Madero que le dio, también en tiempo suplementario, su último campeonato en 2011.

El final del partido desató la locura del público zanjero que gritó campeón en la cancha de su histórico rival. Las emociones se acumularon mas aun cuando el capitán del equipo sanisidrense Marcos Borghi le dedicó el titulo a Jeronimo Bello, el primera línea del SIC fallecido este mismo año tras sufrir una grave lesión cervical.

El SIC fue el mejor de la temporada regular y es un justo campeón.

Foto: Hernán Barrios / IAM Noticias.

La síntesis:

SIC (22): 1- Marcos Piccinini; 2- Lucas Rocha y 3- Segundo Aguilar; 4- Marcos Borghi (c) y 5- Lucas Rizzato; 6- Tomás Comissati, 7-Alejandro Daireaux y 8- Andrea Panzarini; 9- Juan Soares Gache y 10- Tomás Granella; 11- Mateo Madero, 12- Santos Rubio, 13- Carlos Pirán y 14- Thiago Romero Basco; 15- Gastón Arias

Cambios: ST 0´ Marcos Gatica por Aguilar; ST 7´ Ricardo Macchiavelo por Piccinini; ST 11´ Lucas Sommer por Comizzati; ST 27´ Joaquín Lamas por Tomás Granella; ST 31´ Francisco Fernández Madero por Daireaux; ST 32  Franco MonetaporArias; ST 34´ Pachano por Rocha. Suplentes: Francisco Pachano y Marcos Rodriguez Gauxax 

Entrenadores: Santiago González Bonorino, Eduardo Victorica, Federico Gallo, Martín Schusterman

BELGRANO (19): 1- Francisco Ferronato (c), 2- Agustín Gómez di Nardo y 3- Justo Durañona; 4- Rodrigo Fernández Criado y 5- Leandro Magneres; 6- Joaquín de la Serna, 7- Julián Rebussone y 8- Francisco Gorrisen; 9- Ignacio Marino y 10- Tomás Rosati; 11- Tobías Bernabé; 12- Fermín Martínez, 13-Matías Masera; 14- Juan Landó; 15- Martín Arana