El capitán, ídolo y máximo referente de Newell’s, Maximiliano Rodríguez, se refirió al empate con Banfield, que le cortó una racha de 5 victorias consecutivas como local a un conjunto leproso que continúa fuera de la zona de descenso directo, el principal objetivo trazado por el club para la actual temporada.

Con la experiencia que lo caracteriza, dijo: “El rival hizo un partido incómodo y nosotros no lo supimos abrir. Creo que nos faltó profundidad y un poquito de tranquilidad para encontrar los espacios cuando teníamos la pelota”.

“Igualmente sabíamos el tipo de planteo que nos iba a proponer Banfield y fue lo que terminó sucediendo”, declaró con sinceridad.

Después llamó a la cordura: “No hay que volverse loco, debemos continuar sumando, veníamos muy bien de local, siempre buscando los tres puntos, como en cada partido, y esta vez no se pudo dar”.

“Fue muy duro, trabado y friccionado el encuentro como lo suponíamos por el rival al cual nos tocó enfrentar. Me parece que a la larga, este punto nos terminará sirviendo”, reflexionó.

Al igual que el técnico Frank Kudelka, remarcó que uno de los principales errores del equipo fue la ansiedad que mostró para buscar la apertura del marcador: “La verdad es que no supimos abrir el partido, todos jugábamos al mismo ritmo y esa ansiedad nos hizo cometer varios errores que terminaron con los contragolpes de ellos”.

“Cuando no se puede hacer el primer gol, todo se hace más complicado”, indicó la Fiera Rodríguez.

El plantel tuvo sábado y domingo para descansar tras la igualdad sin goles del pasado viernes ante el Taladro en el estadio Marcelo Bielsa, y esta mañana retornó a los entrenamientos en el complejo Jorge Griffa (ex Bella Vista) con trabajos físicos regenerativos.

Como el fin de semana habrá una nueva fecha FIFA, recién el sábado 19 de octubre Newell’s visitará a Patronato, en un cotejo clave por la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino.