Lucas Alario, el lunes, celebró su cumpleaños número 27 en Dortmund, a la espera del duelo entre el seleccionado de Argentina y el de Alemania. Seguramente habrá pedido los tres deseos al soplar la vela, y si uno de ellos fue ganarse un lugar en el seleccionado de Lionel Scaloni, ese anhelo parece haberse cumplido rápidamente.

El delantero santafesino le terminó de cambiar la cara al equipo argentino en el empate 2-2 ante el elenco alemán, tras reemplazar a Paulo Dybala en el segundo tiempo.

Alario convirtió el descuento de Argentina y le sirvió el segundo a Lucas Ocampos, para constituirse en la figura albiceleste en la lluviosa noche de Dortmund, justo en una fecha FIFA en la que el técnico, admitió, realiza las últimas pruebas con vistas al inicio de las Eliminatorias, pese a que queda todavía la ventana de noviembre.

“Cada minuto, sean uno, diez o todo el partido, hay que demostrar que uno tiene ganas de estar. Después el entrenador elige y uno tiene que ponérsela difícil”, afirmó el atacante de Bayer Leverkusen.

El ex Colón y River, además, agregó: “Me tocó entrar y tenía que hacer lo mejor. Cada vez que nos toca tenemoos que dejar la vida para seguir teniendo la oportunidad de estar“.

“Por suerte pude convertir un gol y ayudar en el otro”, destacó Alario en TyC Sports.