El capitán de Racing Club, Lisandro López, se ausentó hoy a la práctica del plantel en el Predio Tita Mattiussi por padecer una gastroenteritis, en la previa del clásico con Boca Juniors del sábado 19 de octubre, por la décima fecha de la Superliga.

López se quedó recuperándose en su domicilio y se espera la evolución que tendrá en los próximos días.

Por su parte, el mediocampista Matías Zaracho trabajó de forma diferenciada, producto de una lesión muscular, y espera llegar al clásico con el Xeneize, en La Bombonera.

El resto, hizo tareas de movilidad y un circuito de fuerza y coordinación.