El fútbol, deporte popular como ningún otro, entregó muestras de que su poder no se circunscribe únicamente al rectángulo de juego, sino que encierra también aristas de toda índole, algunas menos importantes y otras, como la que sucedió hoy en Irán, que adquiere tintes de históricas.

En el Estadio Azadi de la ciudad de Teherán, el seleccionado local vapuleó a Camboya con un contundente 14-0, por las Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022, aunque el resultado fue lo de menos. Sí, la goleada pasó a un segundo plano.

Es que en Irán se levantó una prohibición para que las mujeres asistan a los estadios a ver partidos de fútbol masculino, y por primera vez en casi cuatro décadas hubo público femenino en un estadio de ese país.

“Este es un paso muy positivo que la FIFA, y especialmente las niñas y mujeres iraníes, han estado esperando ansiosamente. Fue notable ver la pasión, la alegría y el entusiasmo que mostraron hoy y nos alienta aún más a continuar el camino que hemos comenzado. La historia nos enseña que el progreso viene en etapas y esto es solo el comienzo de un viaje”, deslizó Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Además, en declaraciones publicadas en el sitio web de esa entidad, el dirigente suizo agregó: “La FIFA ahora mira más que nunca hacia un futuro en el que TODAS las niñas y mujeres que deseen asistir a partidos de fútbol en IR Irán serán libres de hacerlo y en un entorno seguro”.

Fueron 4.000 las mujeres que se ubicaron en tres sectores del estadio y vieron el encuentro. 150 policías mujeres controlaban que todo transcurra normalmente a su alrededor.

El levantamiento de la prohibición, impuesta pero no legislada tras la revolución islámica de 1979, tomó forma tras a muerte de Sahar Khoodayari, una activista iraní que se suicidó en la ciudad donde se disputó el partido de hoy porque creía que sería encarcelada tras meterse sin autorización en un estadio de fútbol.

En 2005, unas pocas mujeres iraníes gozaron de un beneficio extraordinario al presenciar un partido entre el seleccionado local y el de Bahrein.

Foto: FIFA.com