River Plate venció hoy 2-0 a Almagro en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza y se metió en semifinales de la Copa Argentina.

Rafael Santos Borré e Ignacio Scocco convirtieron los goles del millonario, que paseó a su rival y, paradójicamente, no goleó por la brillante actuación del arquero Christian Limousin. Almagro jugó casi todo el segundo tiempo por la expulsión de Nicolás Arrechea y en el transcurso de esa etapa se produjo el esperado regreso de Juan Fernando Quintero, 208 días después de haber sufrido la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda.

Los de Marcelo Gallardo chocarán en semifinales con el vencedor del duelo que protagonizarán Colón de Santa Fe y Estudiantes de Buenos Aires.

El equipo de la banda roja en el pecho desbarató rápidamente los planes de Almagro de aguantar en su campo para salir de contraataque, porque a los 6 minutos ya se puso en ventaja. Tras un remate de Ignacio Fernández que no fue gol por Limousin y el travesaño, Santos Borré la empujó hacia el fondo de la red.

Era todo del conjunto de Nuñez, que monopolizaba la posesión. A los 18, Santos Borré dejó solo a frente al arco, pero la definición se estrelló contra el poste derecho.

Cinco minutos más tarde, el tricolor llegó por única vez en la etapa. Juan Manuel Martínez habilitó entre líneas a Facundo Suárez, pero Franco Armani le ahogó el grito al autor del tanto de la clasificación ante Talleres de Córdoba.

A los 42 segundos del segundo período se terminaron las esperanzas de Almagro. Arrechea derribó desde atrás a Santos Borré cuando el colombiano estaba por entrar al área sin obstáculos entre él y el arquero y fue expulsado por último recurso. El hombre de menos y la desventaja fueron demasiado para los de Gastón Esmerado.

Limousin sacó con esfuerzo el tiro libre derivado de esa jugada, ejecutado por Scocco, quien no estaba fino para la definición y a los 10 volvió a fallar ingresando por el medio del área para puntear la pelota directamente hacia el cuerpo del arquero.

Pero un delantero de esa jerarquía siempre tiene revancha. A los 12, Nacho Fernández la pinchó por encima de la defensa para que Scocco la bajara y definiera con toda su clase para establecer el 2-0.

Tuvo otra a los 14 quien se paró como el atacante más adelantado del millonario, pero Limousin una vez más se impuso en el mano a mano.

El momento más esperado llegó a los 18 minutos. Quintero ingresó para dejar atrás su larga recuperación. Junto a él entró al campo Lucas Pratto. Y Limousin les sacó un disparo a cada uno, a los 19 y a los 20.

Era por lejos la figura del encuentro el arquero tricolor, que a los 24 voló para sacar un tiro libre cerrado de Quintero desde el sector derecho. A esa altura, la máxima ocupación del equipo de la Primera Nacional pasaba por no recibir más goles en contra.

Otra vez estuvo cerca Juanfer a los 35, con un tiro libre que se fue cerca del palo izquierdo. No pudo convertir el colombiano, pero la de su regreso fue la mejor noticia de la noche para los riverplatenses.

La síntesis del partido:

River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Exequiel Palacios, Nicolás De la Cruz; Rafael Santos Borré e Ignacio Scocco. Director técnico: Marcelo Gallardo.

Almagro: Christian Limousin; Nahuel Basualdo, Nicolás Arrechea, Norberto Paparatto, Ramiro Arias; Ezequiel Denis, Lucas Bossio, Maximiliano Rueda, Lucas Wilchez; Juan Manuel Martínez y Facundo Suárez. Director técnico: Gastón Esmerado.

Gol en el primer tiempo: a los 6 minutos, Borré (R).

Gol en el segundo tiempo: a los 12 minutos, Scocco (R).

Incidencia en el segundo tiempo: a los 42 segundos, expulsado Arrechea (A).

Cambios en el segundo tiempo: al minuto, Santiago López por Denis (A); a los 12, Brian Benítez por Wilchez (A); a los 18, Lucas Pratto por Scocco y Juan Fernando Quintero por Palacio (R); a los 21, Germán Herrera por Juan Manuel Martínez (A); a los 27, Leonardo Ponzio por Enzo Pérez (R).

Árbitro: Ariel Penel.

Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza).