El Papa Francisco recibió hoy al plantel del seleccionado italiano, que lo visitó tras haber conseguido la clasificación a la Eurocopa 2020 y recibió como regalo una camiseta de los Azzurri con el apellido Bergoglio y la 10 estampados en la espalda.

La casaca en cuestión es la verde de estilo renacentista que Italia estrenó en el triunfo sobre Grecia que le dio el pasaje al torneo continental, que se jugará en 12 ciudades de distintos países.

Lo llamativo es que esa camiseta es conmemorativa de otra que el combinado italiano había utilizado por única vez en 1958, en un amistoso ante Argentina.