El plantel de Newell’s retornó hoy por la mañana a los entrenamientos en el complejo Jorge Griffa (ex Bella Vista), después de disfrutar de un fin de semana libre, con la mira enfocada directamente hacia al encuentro contra Patronato de Paraná, por la décima fecha de la Superliga.

Los jugadores efectuaron trabajos físicos bajo la atenta mirada del técnico Frank Kudelka, con vistas a un duelo clave en el marco de la lucha por la permanencia en la máxima categoría, porque ambos están en la parte baja de la tabla de los Promedios.

Si el torneo terminara hoy, la Lepra se estaría salvando por dos puntos, ya que suma 73 unidades en 60 partidos disputados al tener el duelo pendiente con Independiente, mientras que Patronato, que acumula 71, debería disputar un desempate con Central por el tercer descenso.

Por tal motivo todo hace indicar que será un choque muy complicado, porque los dirigidos por Mario Sciacqua querrán volver a la victoria luego de la derrota en el Monumental frente a River, y también porque hace cuatro encuentros que no consiguen un triunfo, con dos empates y dos traspiés.

Por si fuera poco, a Newell’s le cuesta mucho ganar de visitante: la última vez fue en diciembre del año pasado.

Para este martes está previsto también practicar en horario matutino, al igual que en el resto de la semana. Recién el miércoles habría una sesión formal con pelota para ir definiendo el once inicial.

De todos modos, la formación no variaría en relación a la que igualó con Banfield hace once días, en el Parque Independencia.

El choque con Patronato se jugará el sábado a las 17.45 en Paraná. El encuentro estaba pautado para las 13.15, pero se retrasará unas horas por el cambio efectuado en la grilla, a raíz de la reprogramación de los juegos de River y Boca.