El seleccionado argentino masculino de vóleibol se despidió hoy de la Copa del Mundo de Japón con un triunfo ante Australia 3-0 y un meritorio quinto puesto.

Los dirigidos por Marcelo Méndez lograron este último éxito en el torneo con parciales de 25-20, 25-21 y 26-24.

Ezequiel Palacios fue el máximo anotador con 17 puntos y Argentina, con el quinto puesto, igualó su mejor marca histórica, como lo realizado en 1985 y 2015.