Enzo Baglivo, futbolista de Temperley que se encuentra internado desde el viernes tras sufrir un accidente automovilístico, “se encuentra lúcido, hemodinámicamente estable y continúa en terapia intensiva con pronóstico reservado”.

La información que brindó oficialmente el club Gasolero dio cuenta, además, que el jugador “evoluciona favorablemente” de la operación a la que fue sometido en la tarde del viernes en el sanatorio de la Trinidad Mitre.

“Mi hijo fue a comer un asado con los chicos de UAI Urquiza y cuando venía tuvo un choque con otro auto. El otro fue a la vereda y él contra un palo de luz y perdió el conocimiento”, detalló Alfredo Baglivo, padre del jugador.

En diálogo con el programa radial Ascenso x3, por Radio Nacional, agregó: “De ahí lo derivaron al Hospital Evita, donde le hicieron los primeros auxilios y lo derivaron a la Trinidad con varios problemas, por ejemplo coágulos de sangre que decían que podía haber en los pulmones, aunque gracias a dios la tomografía salió todo bien”.

“Tiene tres o cuatro vértebras fisuradas o quebradas. También le hicieron un transplante y ahora hay que esperar a ver como está la médula. Pensamos que va a salir todo bien, esperand que mi hijo se recupere”, completó el papá de Enzo Baglivo.

Por último, señaló: “Salió de la operación haciendo chistes. Está fuerte, es un toro. En menos de 24 horas tuvo un gran avance”.

A raíz del accidente de Baglivo, el partido que debía jugar el lunes Temperley con el Deportivo Morón, por la décima fecha de la Zona 1 de la Primera Nacional, se postergó para el lunes 28 de este mes, a las 21.10.