Gimnasia y Estudiantes vivieron hoy el primer clásico platense profesional femenino, en el marco de la quinta fecha del Torneo de Primera División, y fue con un vibrante 3-3 en el estadio Juan Carmelo Zerillo. Hacía doce años que no se enfrentaban.

Daiana Chiclana, de palomita tras un córner desde la derecha, abrió el marcador para el local. Julieta Lema, con un zurdazo espectacular, y Agustina Maturano en contra fueron las autoras de los goles que hicieron que las Pinchas se fuera al descanso en ventaja.

Ya en el segundo período, Florencia Sánchez aprovechó un buen pase de Claudia Roldán y le devolvió la paridad al marcador, pero Lema una vez más sacó a relucir su excelente pegada, y esta vez de derecha, para poner a su equipo arriba.

En 38 minutos, Maturano cayó en el área y el Lobo se benefició de un polémico penal sancionado por la árbitro Bettina Cingari para sellar el resultado final del clásico con Marilyn Esquivel acertando desde los doce pasos.

Con este empate, las chicas de Gimnasia llegaron a los 10 puntos y quedaron a dos de la punta, que es compartida por Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro.