River Plate postergará su clásico con Independiente de la decimocuarta fecha de Superliga por tener que jugar ese fin de semana del 24 de noviembre la final de la Copa Libertadores de América.

El equipo Millonario tiene el derecho a pasar el día porque tiene que definir un torneo internacional. Justo ese clásico con el Rojo se iba a disputar en Avellaneda, el 24 de noviembre, un día después de la final de la Libertadores en Santiago de Chile, con Flamengo o Gremio.

Luego, quedará por verse si River se consagra y debe viajar en diciembre al Mundial de Club, razón por la cual también postergará las últimas fechas del año de Superliga, algo parecido a lo que le ocurrió en 2018.

El cargado calendario de River cuenta también con una semifinal de Copa Argentina frente a Estudiantes de Buenos Aires, prevista para noviembre, en la previa de la final de Libertadores.