El plantel de River Plate volvió esta tarde a los entrenamientos, tras el día libre que le dio Marcelo Gallardo luego de la clasificación a la final de la Copa Libertadores ante Boca juniors.

Los futbolistas llegaron al River Camp de Ezeiza con la misma sonrisa con la que se despidieron tras el acceso al último partido del certamen más importante a nivel continental, como si la tuvieran tatuada.

Una vez en el centro de entrenamientos millonario, realizaron tareas regenerativas y ejercicios de capacidad aeróbica.

A partir de la práctica matutina de mañana, Gallardo comenzará a delinear el equipo que el próximo martes recibirá a Colón de Santa Fe, en lo que será seguramente una fiesta en un Monumental repleto.

Además, tras el entrenamiento, el entrenador brindará una conferencia de prensa en la que seguramente se seguirá hablando de lo que sucedió el martes en La Bombonera y de lo que será la final ante Flamengo del próximo 23 de noviembre.