Una conversión, y cuatro penales, el último de ellos decisivo, marcan a las claras la influencia que Handre Pollard y su pie derecho tuvieron en la victoria que los Springboks consiguieron hoy sobre Gales, en una de las semifinales del Mundial de rugby de Japón.

Con los 14 puntos marcados esta mañana en el estadio Internacional de Yokohama, Pollard alcanzó los 140 puntos en mundiales, y superó al francés Frederic Michalak, para colocarse en la séptima posición de la tabla de goleadores goleadores en la RWC.

En lo que se lleva jugado de este mundial, el sudafricano convirtió 10 penales, uno menos que el japonés Yu Tamura, el máximo anotador de penales.

El medio apertura, de 25 años, está jugando en Japón su segunda Copa del Mundo, tras debutar (ingresó en reemplazo de Pat Lambie, en la histórica derrota ante Japón en el Mundial que se jugó en Inglaterra en 2015.

Foto: RWC