El seleccionado de rugby de Sudáfrica jugará la final del Campeonato Mundial que se desarrolla en Japón ante Inglaterra, tras derrotar hoy a Gales por 19-16.

En un partido parejo, y extremadamente físico, los Springboks prevalecieron gracias al try de Damian de Allende y a los 14 puntos de su apertura Handre Pollard.

Sudáfrica, especialmente en el primer tiempo, dominó el scrum, y tuvo una buena tarea de Lodewyk De Jager y Eben Etzebeth, ganando la batalla física a la delantera galesa; y Duane Vermeulen, Pieter-Steph Du Toit y Siya Kolisi en el centro de la cancha. 

Gales se mantuvo en partido gracias al oficio de Alun Wyn Jones, Dan Biggar (9 puntos, tras tres penales convertidos), Hadleigh Parkes (gran labor en defensa). y Leigh Halfpenny.

Como no podía ser de otra manera, en un partido parejo e igualado en 16 puntos, cada uno tuvo una chance de marcar la diferencia. El galés Rhys Patchell (Biggar ya no estaba en el campo de juego) intentó un lejano drop que no alcanzó los palos; mientras que Pollard, a los 76 minutos, no falló su disparo y los Boks se quedaron con el pase a la final.

Sudáfrica fue más preciso para aprovechar las chances que se le presentaron durante el partido, y los errores de Gales (cometió 10 errores en el manejo del balón), y gracias a eso volverá a cruzarse en una final con Inglaterra como en la Copa del Mundo de 2007, esperando que el resultado le vuelva a serle favorable.

Foto: RWC