La Federación Inglesa de Rugby recibió una multa de 2.000 libras por la formación que sus jugadores realizaron mientras los All Blacks llevaban a cabo el Haka, antes de la semifinal jugada el sábado pasado por el Mundial de Japón.

Los jugadores ingleses realizaron una formación en V, y rompieron la regla que establece que los rivales se deben mantener a cierta distancia mientras los All Blacks llevan a cabo el Haka.

Pero la provocación inglesa no sólo se limitó a eso, sino que también se pudo ver la sonrisa burlona del capitán Owen Farrell mientra se practicaba la tradicional danza.

Algunos jugadores, en tono de broma, señalaron como artífice de todo al pilar Joe Marler.

Dijo que se confundió. Por eso es él quien tiene que pagar la multa“, señaló Mako Vunipola.

Los jugadores, treinta y dos en total porque uno se incorporó para reemplazar a un lesionado, en principio no tendrían problemas para pagar la multa, ya que en caso de ganar la Copa del Mundo cada uno recibiría 225.000 libras.

Esta no es la primera vez que un seleccionado rival es sancionado económicamente por esta situación. El primero fue Francia en el Mundial 2011, y a raíz de eso los “Galos” fueron sancionados con 2.500 libras de multa.