El base de los Golden State Warriors Steph Curry permanecerá alejado de la competencia por espacio de tres meses, tras ser operado de la fractura que sufriera en su mano izquierda en el partido ante los Phoenix Suns.

Curry fue operado com “éxito” según lo anunció la franquicia a través de un comunicado, por el doctor Steven Shin en el Cedars-Sinai Kerlan-Jobe Institute de Los Angeles.

La fractura, el tiempo que demandará la recuperación, y la posterior reinserción de Curry, es duro golpe para un equipo que, aún con Steph en cancha, está lejos de un rendimiento aceptable.

El equipo dirigido por Steve Kerr ocupa actualmente el décimo tercer lugar en la Conferencia Oeste, con una victoria y 4 derrotas; y un dato, no menor, que pinta como viene la temporada para los Warriors: recibieron más de 100 puntos en todos su partidos.