Mariano Werner sabe que esta penúltima fecha del campeonato de Turismo Carretera, que se disputa en el autódromo de Toay, es fundamental para sus aspiraciones de lograr el título en el capítulo decisivo de la Copa de Oro.

El piloto entrerriano adeuda el triunfo necesario por reglamento para ser campeón. Es ese, precisamente, el ítem que le faltó tachar en 2010, cuando la celebración quedó en poder de Agustín Canapino.

Y al parecer con la firme intención de alcanzar ese objetivo llegó Werner al trazado pampeano, donde el viernes fue el más rápido de los entrenamientos y donde este sábado se adjudicó su primera pole position de Turismo Carretera en esta temporada.

A bordo del Ford número 4, el piloto de Paraná estableció un tiempo de  1m 14s 168/1000 en la primera tanda de clasificación, y después nadie pudo moverlo del lugar de priviegio.

A solo 39 milésimas quedó el arrecifeño Canapino, el actual bicampeón que pretende revalidar la corona con su Chevrolet. Tercero, a 48 milésimas, finalizó el loberense Jonatan Castellano, con Dodge.

Será entonces Werner el encargado de encabezar la primera serie del domingo, nada menos que junto al líder de la Copa de Oro, Valentín Aguirre (Dodge).

La segunda batería tendrá al frente a Canapino con Facundo Ardusso, el mejor Torino de la clasificación, mientras que en la primera fila de la tercera y última serie largarán Castellano y Guillermo Ortelli, con Chevrolet.

La decimocuarta carrera de la temporada comenzará a las 13.20 y tendrá una extensión de 30 vueltas o 50 minutos como máximo.

El campeonato tiene a Aguirre como líder con 117 unidades, seguido por Manuel Urcera con 116.5, Canapino con 115.5, Juan Bautista De Benedictis con 103.5 y Werner con 101.

Foto: Prensa Werner.