Sergio Rondina le encontró rápidamente una explicación a la goleada que Arsenal sufrió esta mañana ante Boca en La Bombonera. El apodado Huevo consideró que la diferencia estuvo en la efectividad que mostró el local para aprovechar los errores que cometió su equipo.

“Cometimos muchísimos errores, individual y colectivamente, y los pagamos caro”, analizó el entrenador del conjunto de Sarandí.

En esa dirección, Rondina agregó: “Errábamos nosotros y eran goles de Boca. Si vamos al recuento de situaciones de gol, estamos parejo, pero los errores los pagamos caro y nos vamos con una derrota que duele muchísimo”.

“Ahora tenemos 20 días para enfriar la cabeza, corregir los errores y volver a ser los mismos del principio del torneo”, completó el entrenador de Arsenal, cuyo partido por la duodécima fecha ante Colón pasó para diciembre por la participación del Sabalero en la final de la Copa Sudamericana.