El sudafricano Pieter-Steph du Toit fue elegido como el Jugador del Año en la gala que se realizó en Tokio luego de la finalización del Mundial de rugby que ganaron los Springboks.

Du Toit se impuso en la elección por sobre su compañero de equipo Cheslin Kolbe, el galés Alun Wyn Jones, el inglés Tom Curry, y el estadounidense  Joe Taufete’e.

El tercera línea se convirtió en el primer sudafricano desde Bryan Habana en 2007, en ser elegido como el Jugador del Año, y el tercero en la historia de los Springboks. 

Pero ese no fue el único halago para Sudáfrica, ya que Pieter-Steph du Toit , quien dejo la conducción técnica del equipo, fue elegido como el Mejor Entrenador, y los Springboks fueron coronados como el Equipo del Año.