Ángel Correa convirtió hoy en la victoria de Atlético de Madrid 3-1 como local sobre Espanyol.

La visita se adelantó a los 38 minutos de juego a través de Sergi Darder, pero ya sobre el final de la primera etapa Correa cabeceó sobre la línea de gol para igualar el encuentro.

En el segundo período, a los 13 lo dio vuelta Álvaro Morata y Koke selló el resultado final en tiempo de descuento.

Con este resultado, el equipo de Diego Simeone quedó a un punto de los líderes, Barcelona y Real Madrid, que aún adeudan el clásico suspendido por los incidentes en Cataluña.

Espanyol, que tuvo a Facundo Ferreyra como titular y a Matías Vargas los noventa minutos en el banco de suplentes, se mantiene en zona de descenso.