Aprovechó el máximo la oportunidad que se le presentó al inicio de la competencia y prácticamente se quedó con todo lo que tenía a mano Leonel Pernía en los 200 Kilómetros de Buenos Aires. El Tanito obtuvo el triunfo y estuvo a minutos de adueñarse también del primer lugar del campeonato, que finalmente conservó Matías Rossi.

El piloto tandilense, que hizo dupla con Damián Fineschi en esta décima y antepenúltima prueba del campeonato, pasó al frente de la carrera desde la largada, porque Gabriel Ponce De León tuvo una pésima largada con la unidad de Facundo Ardusso y el Pernía, su compañero en Renault, se adelantó.

De allí en más hizo todo bien Pernía en el trazado número 9 del autódromo Oscar y Juan Gálvez. Administró la ventaja, realizó un gran sprint hasta la vuelta 25 y dejó a Fineschi con la posibilidad de asegurar el tercer triunfo para el Fluence número 3 en este 2019.

El quilmeño devolvió a ese vehículo a la punta cuando Mariano Werner entró a boxes para realizar el cambio de piloto, en el giro 32. Y allí se mantuvo firme hasta el final.

Ponce De León, por su parte, no perdió tiempo, aceleró a fondo sobre el Renault número 1 que había sido el dueño de la clasificación del sábado, y después de quedar penúltimo en el inicio, le devolvió el auto a Ardusso en una excelente posición, porque trepó hasta la segunda ubicación (fue uno de los últimos en completar el cambio de piloto).

Finalmente, Ardusso y Ponce De León terminaron quintos, después de una intensa pelea en el tramo final de la carrera entre el santafesino y Matías Rossi, quien pretendía mantenerse en lo más alto del campeonato.

El piloto bonaerense de Toyota, que compartió su Corolla con el uruguayo Santiago Urrutia, consiguió los puntos necesarios para lograr ese objetivo en los últimos minutos de la carrera, primero superando a Ardusso y luego dando cuenta de Spataro, quien manejaba el auto de Julián Santero, su compañero de equipo.

Matías Milla y Franco Vivian le dieron el 1-2 a Renault, y Rossi completó el podio junto a Urrutia.

Agustín Canapino, en tanto, abandonó en la vuelta 36, cuando marchaba tercero, con un problema en el motor de su Chevrolet Cruze. Con esta deserción, el arrecifeño prácticamente empeñó sus chances de pelear el campeonato.

El campeonato se definirá entre tres pilotos. Rossi comenzará la penúltima competencia de la temporada, el 24 de este mes en el autódromo de Río Cuarto, en Córdoba, con 155 puntos. Pernía llegará a ese compromiso con 150 unidades y Ardusso, con 117.

Foto: Prensa Súper TC2000.