La goleada del sábado ante Argentinos, uno de los animadores de la Superliga, trajo aires renovados a San Lorenzo. La indefinición sobre la llegada de Néstor Gorosito como entrenador no afectó a los jugadores azulgranas, que se despacharon con una goleada con Diego Monarriz como entrenador interino.

Ese resultado, y la revelación de Marcelo Tinelli, vicepresidente de la institución, de que al menos por ahora no están dadas las condiciones para el regreso de Pipo, desembocaron en la confirmación de Monarriz, junto a Hugo Tocalli, de mínima hasta fin de año. Una decisión que quien fuera hasta hace poco entrenador de la Reserva no tenía en sus planes.

“No me lo esperaba. Queríamos sacar este partido adelante y nunca nos metimos en las negociaciones. No nos interesa indagar si seguíamos o no, me lo ratificaron después”, manifestó Monarriz.

En diálogo con Fox Sports, agregó: “Me sorprendió para bien seguir. No sé qué habrá pasado con el tema de Pipo, y si después asumirá. Hay elecciones, pero nosotros vamos para adelante en estos partidos que quedan”.

Luego del 3-0 contra Argentinos, Tinelli comentó: “Pensábamos que el técnico debía ser ‘Pipo’ (Gorosito) pero no se pudo dar. Lo queríamos tener rápidamente y no se dio”.

“En Tigre lo querían retener para un partido, después para dos y yo los entiendo”, explicó uno de los principales dirigentes del club de Boedo.