El partido programado para el lunes en Tel Aviv entre los seleccionados de Argentina y Uruguay corre riesgo por los últimos bombardeos y conflictos en Israel.

De mantenerse este clima, sería imposible la realización del partido y Argentina sumaría una nueva cancelación en Israel, después de lo que fue la suspensión del amistoso que tenía pensado jugar en la previa del Mundial de Rusia 2018.

Israel suspendió hoy las clases en los colegios en el sur y centro del país, tras el lanzamiento de al menos cincuenta proyectiles que hicieron sonar las alarmas anti aéreas, en medio de los constantes conflictos de la zona.

Argentina y Uruguay programaron este cotejo como preparación durante la fecha FIFA de noviembre para el inicio de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.