Nadal renació de las cenizas y ganó un partidazo

El español Rafael Nadal derrotó esta tarde al ruso Daniil Medvedev en su segunda presentación en el ATP Finals que se desarrolla en Londres, y de ese modo sigue dependiendo de si mismo para conservar el número 1 del ranking al finalizar el año.

Nadal superó a Medvedev por 6-7 (3), 6-3 y 7-6 (4), en un encuentro que se prolongó por espacio de 2 horas 46 minutos.

“Honestamente fui afortunado”, afirmó Nadal término del partido para explicar lo que acababa de suceder en la cancha central del O2 de Londres.

Emocionante, espectacular, con un desarrollo loco, y con un ganador que estuvo a un punto de despedirse del torneo, y depender de otros para mantenerse como el líder del escalafón mundial.

Si bien el primer set se definió en un tie break, lo loco, lo emocionante del partido, comenzó a producirse en la etapa decisiva del segundo set, cuando Medvedev se fue mentalmente del encuentro, en parte por culpa de la presión que metía Nadal, y en parte por culpa propia.

Sin embargo todo cambió radicalmente, cuando volvieron a la cancha para iniciar el tercer set. El ruso pareció olvidarse de todo y arrancó con todo, quebrándole el saque a Nadal.

Luego ratificó el quiebre conservando su saque, y lejos de relajarse mantuvo la presión sobre Nadal, quien volvió a perder su servicio.

En un abrir y cerrar de ojos, Medvedev estaba 4-0, y por primera vez se veía a un Nadal desconcertado, sin encontrarle la vuelta a un rival que jugaba con rapidez, y pegaba con precisión.

Pero llegó el quinto game y el partido voló por los aires. Nadal ganó por primera vez su saque en el set, y con ese sencillo hecho, desmoronó a Medvedev.

Del 1-4, Nadal pasó al 3-5, y de ahí al 5-5, aunque habrá que agregar que en el medio de todo eso debió sortear un match point en contra que Medvedev no supo aprovechar.

Si bien Nadal dominó el desarrollo del tie break, recién pudo inclinar la balanza en su favor a partir del 5-4.

A partir del 3-5 tuve una chance de darlo vuelta, no antes. Por experiencia propia se lo difícil que es cerrar un partido, y de eso me fui agarrando”, reconoció el mallorquín.

Nadal ganó y sigue en carrera por la lucha por el 1 del ranking.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *