Rueda puso en duda su continuidad en Chile: “Si no hay fútbol me tengo que ir”

Reinaldo Rueda, entrenador colombiano del seleccionado chileno, puso hoy en duda su continuidad al mando de La Roja debido a las consecuencias que le acarrea a su trabajo la violenta crisis social que invade al país trasandino desde hace varias semanas.

Los futbolistas de la Selección mayor renunciaron a jugar el amistoso que tenían pautado ante Perú, que se suma a la suspensión del que tenían ante Bolivia por la dura situación que vive ese país tras el golpe de estado a Evo Morales. Pero, además, el combinado Sub 23 que se prepara para el Preolímpico canceló una gira por España y la liga local sigue sin reanudarse. Es más, Rueda no había convocado futbolistas que actúan en clubes de Chile para facilitar el regreso del fútbol, cosa que no sucedió por presiones de los hinchas y de los propios jugadores.

“Seguro que da tristeza y se calienta uno, porque si algo lo motivó a venir era el desarrollo, la cultura futbolística. Hay que vivir este momento y afrontarlo. De aquí a marzo no se sabe lo que puede pasar. Yo llego y sacrifico y no convoco a ninguno de la liga nacional para que la liga nacional se ponga al día. Y la liga no juega . Entonces, no están para la Selección ni para esos clubes. Estamos perdiendo todos. Como esto continúe así… Yo vengo a trabajar en fútbol, y si no hay fútbol me tengo que ir. Es algo atípico, no es normal. Cuándo se va a normalizar, es la gran pregunta”, se resignó en conferencia de prensa.

El conductor agregó que la situación del fútbol chileno “es impredecible”.

“Cada fin de semana se está discutiendo con todos los actores. Cada uno argumenta su posición, de seguridad, de que el fútbol es un alivio o un distractor. O que somos solidarios o no lo somos. Cada bando lo va a interpretar de acuerdo al lugar en que esté”, consideró.

De todos modos, aclaró que la postura de sus futbolistas le parece “respetable”, y admitió que el fútbol “es secundario” en un país que cada día se envuelve en las llamas de las protestas, la represión y la falta de respuestas.

“Antes que todo creo que todos hemos vivido estos 26 días de conflicto. Lo de hoy es secundario a lo que se está viviendo en el país, gente que ha perdido sus hijos, hermanos. No sé, 25 muertos y 200 heridos creo que es lo más importante y lo que nos debe preocupar a todos. A veces somos muy superficiales”, reflexionó Rueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *