Cuatrocientos veinte puntos en sus primeros 11 partidos de la temporada.

La cifra impresiona, pero tratándose de James Harden, quizás no.

La Barba no descansa, y en la victoria de los Houston Rockets ante los LA Clippers no fue la excepción: 47 puntos para llegar a los 420, para seguir agigantando su leyenda como goleador.

Para enmarcar lo que representan esos 420 puntos en 11 partidos habrá que señalar que un sólo jugador en la historia de la NBA supera ese número: Wilt Chamberlain, en la temporada 1962/63, cuando vistiendo la camiseta de los San Francisco Warriors consiguió 574 puntos.

Actualmente Harden es el máximo anotador de la NBA, con un promedio de 38.2 puntos, y su mayor marca hasta ahora son los 59 puntos conseguidos en el triunfo ante los Washington Wizzards.

El buen momento de Harden va con el rendimiento de unos Rockets que ante los Clippers consiguieron su quinto triunfo consecutivo; lideran la División Sudoeste, y marchan segundos en la Conferencia Oeste (8-3).