Hace unos días, antes de la ratificación de Diego Monarriz como entrenador de San Lorenzo al menos hasta fin de año, el nombre de Ramón Díaz se mencionó como una de las tantos técnicos con posibilidades de convertirse en el reemplazante permanente de Juan Antonio Pizzi a partir del año próximo.

No resultó aquella una chance alocada, si se tiene en cuenta que el entrenador riojano ganó con el Ciclón el torneo Clausura 2007 y que fue protagonista de la histórica eliminación a River de la Copa Libertadores del año siguiente.

Por eso causó cuanto menos sorpresa cuando Ramón Díaz apareció este jueves como uno de los candidatos a asumir el año próximo el desafío de conducir a Racing Club, ante la inminente partida de Eduardo Coudet a Inter de Brasil.

Según trascendió, la posibilidad de Ramón Díaz fue sugerida por un dirigente (¿el presidente, Víctor Blanco?) pero el pensamiento del manager de la institución, Diego Milito, estaría dirigido hacia otro rumbo (¿Luis Zubeldía, con contrato en Lanús? ¿el uruguayo Diego Alonso?).

El último club de Ramón Díaz fue Pyramids de Egipto, en el que dirigió 12 partidos, de los cuales ganó 8, empató 3 y perdió 1.

Además de River, San Lorenzo y aquel club egipcio, el riojano tuvo un ciclo en Independiente en la temporada 2011-2012. En el exterior, condujo a América de México, el seleccionado de Paraguay, y Al-Hilal y Al-Ittihad de Arabia Saudita.

Lo concreto es que las especulaciones seguirán existiendo hasta tanto no exista una palabra oficial: la de Coudet confirmando su partida a Brasil o la de algún directivo de la Academia expresándose en ese sentido.

Mientras, quizás el de Ramón se convierta prontamente en uno de los tantos nombres que se tiran sobre a mesa, tal como sucedió con Diego Dabove, Pablo Lavallén y Gustavo Alfaro, entre tantos otros.