Esteban Guerrieri llegó a Macau, penúltima fecha del campeonato de la Copa Mundial de Autos de Turismo (WTCR), como líder del campeonato, pero el inicio del fin de semana no fue favorable para él ni para su compatriota y coequiper Néstor Girolami.

Es que ninguno de los pilotos argentinos logró meterse en el lote de adelante en las dos tandas de clasificación, con vistas a las tres carreras que se disputarán entre el sábado y el domingo, por el décimo capítulo del año.

Esta situación complicó las posibilidades de Guerrieri de conservar el liderazgo, principalmente porque su más firme perseguidor, el húngaro Norbert Micheliz, quien se acercó a dos puntos del porteño y largará cuarto en la primera final, programada para las 5.30 de este sábado.

Al término de la primera sesión, el ALL-INKL.COM Münnich Motorsport debió cambiar el motor del Honda Civic 86 de Guerrieri, por lo que largará desde el fondo del pelotón en esa competencia.

En la segunda clasificación, el porteño fue décimo, pero sufrió una penalización y perdió la posibilidad de partir primero en la segunda carrera, prevista para el sábado a las 21.30.

Guerrieri recibió cuatro puestos y un punto menos como castigo. Girolami, en tanto, fue 17 y 18 en las clasificaciones y partirá un tanto retrasado.

La Carrera 3, donde los argentinos intentarán terminar de enderezar un fin de semana complicado, se disputará el domingo a las 0, siempre horario de Argentina.

Foto / Twitter: @E_Guerrieri