La temporada recién empieza. Todavía falta mucho para completar el calendario de más de ochenta y dos partidos, pero este comienzo es muy distinto al de tiempos no muy lejanos.

Por eso Los Angeles Lakers disfrutan de esa pequeña caricia que significa ostentar el mejor récord de toda la NBA.

Son 11 victorias contra 2 derrotas; 110.8 puntos a favor; 100.6 puntos en contra (el equipo que menos puntos recibe en toda la liga), pero más allá de esa cifra, entusiasma a sus fanáticos el juego que muestra por momentos el equipo liderado por LeBron James.

Está jugando a un nivel extraordinariamente alto y dominante. Lidera la defensa y controla la ofensiva al mismo tiempo”, reconoció el entrenador Frank Vogel al referirse a James.

Tan bien está todo que la presencia de Kobe Bryant en el Staples Center en la victoria ante los Atlanta Hawks (victoria 122-101), fue la frutilla del postre.

Solo tener ese apoyo, el de uno de los mejores Lakers que haya jugado, es especial para mí“, reconoció LeBron al final de la noche.

Foto: @Lakers