Federer le regaló su talento a Argentina

Roger Federer tuvo hoy su gran noche de gala en el Arena Parque Roca, donde recibió todo el cariño de sus admiradores argentinos durante la exhibición que brindó junto al alemán Alexander Zverev.

Desde temprano fue especial la jornada para el suizo, considerado por muchos como el mejor tenista de la historia, porque antes del encuentro recibió la visita de Juan Román Riquelme, quien le regaló una camiseta de Boca juniors.

“Fue muy lindo encontrarme con él, es una leyenda”, elogió al flamante candidato a vicepresidente segundo de Boca.

Desde el mundo futbolístico, Gabriel Batistuta también dijo presente. “Bati” incluso una vez acompañó a Federer a un partido en La Bombonera.

Otro que estuvo presente y hasta realizó el sorteo inicial fue Juan Martín Del Potro. El tandilense no quiso perderse una noche en la que debería haber sido protagonista dentro de la cancha y con una raqueta en la mano. Lamentablemente, no llegó a recuperarse de la lesión en una de sus rodillas que lo mantiene marginado del circuito.

Luego, llegó el partido en si, la excusa perfecta para ver al experimentado de 38 años y número 3 del mundo frente al joven alemán de 22 y séptimo en el escalafón mundial que asoma como uno de los sucesores del trono de Federer. Ambos brindaron un show tenístico de primera calidad, con risas, lujos y distendido, pero jugando en serio.

“Muchas gracias por haber venido aquí. Traté de hacer lo mejor, estuve en muchos lugares y hay pocos como Argentina. Esto me llega y me da fuerzas para seguir. Espero poder volver algún día, no sé si como tenista profesional”, agradeció Federer, bañado por los aplausos y la ovación de las 15 mil personas que colmaron el estadio.

El maestro en Buenos Aires. Federer desplegando su magia. Fotos: Hernán Barrios/IAM Noticias.

Pero faltaba una sorpresa para el ganador de 20 títulos de Grand Slam: el saludo de Diego Maradona a través de las pantallas del estadio.

“Hola, maestro, master, máquina, como te digo yo. Fuiste, sos y serás el más grande. No hay otro que te pueda asomar. Quiero que cualquier problema que tengas en el país me llames, me digas lo que necesitás y, por supuesto, un beso grandote a tu señora y a tus hijos”, le expresó el campeón del mundo en 1986, quien se hizo un tiempo en medio de sus reuniones para ver si vuelve a Gimnasia y Esgrima La Plata, de donde se fue ayer nomás.

“Maradona es una leyenda del fútbol mundial, me inspira a poder seguir de esta manera”, le devolvió el ocho veces campeón de Wimbledon en diálogo con TyC Sports.

Ah, el partido lo ganó Zverev 7-6 (3) y 7-6 (2), pero fue tan solo un detalle más dentro de una jornada mágica.

Exhibición inolvidable. Federer y Zverev en Parque Roca. Fotos: Hernán Barrios/IAM Noticias.

Fotos: Hernán Barrios/IAM Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *