Nicolás Colazo, potencial reemplazante del suspendido Emanuel Brítez por el sector izquierdo de la defensa de Rosario Central, será observado en los próximos días por un dolor inguinal que no lo dejó terminar el entrenamiento matutino de ayer y tampoco ser parte del ejercicio táctico de esta mañana en el predio de Arroyo Seco.

En su lugar estuvo el juvenil Facundo Almada, quien habitualmente juega como marcador central. Igualmente, todos son optimistas de que Colazo será de la partida el próximo lunes ante Aldosivi en el Gigante de Arroyito. Por precaución, a la tarde, le efectuaron una serie de estudios y mañana se conocerán los resultados de los mismos.

Una vez más, como en el ensayo con pelota del jueves pasado, el entrenador Diego Cocca incluyó, además de la variante en defensa, a Diego Zabala por el juvenil Emmanuel Ojeda en mitad de cancha, y en la ofensiva Sebastián Ribas sustituyó a Claudio Riaño, quien continúa con su rehabilitación por el inconveniente que padece en el glúteo derecho.

Por tal motivo, habría tres cambios, dos obligados y uno táctico, frente al Tiburón, respecto del equipo que venció a River Plate en el Monumental. El defensor Matías Caruzzo, quien perdió la titularidad, entrena diferenciado por una molestia en el aductor de la pierna derecha.

Para el viernes está previsto, en horario matutino, la práctica de fútbol en el estadio y a puertas cerradas. Una probable formación, con la vuelta del sistema táctico 4-3-3, sería con: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Diego Novaretti, Miguel Barbieri y Colazo o Almada; Zabala, Fabián Rinaudo y Leonardo Gil; Ciro Rius, Sebastián Ribas y Lucas Gamba.