Jugadores, muchos de los conocidos y muchos de aquellos que están ganándose un lugar en los primeros planos, van por la gloria, pero además de esa gloria y el trofeo, la Copa Davis, especialmente esta “Nueva” Copa Davis, entregó un aliciente extra: mucho dinero.

España, el campeón, embolsó 3.106.000 euros, de los cuales 2.100.000 fueron a parar a los tenistas.

Por su parte Canadá, el otro finalista, se quedó con un premio de 2.225.000 euros: 1,5 millones para los jugadores y 725.000 para su federación.

Los semifinalistas, por ejemplo, se llevaron 1.943.000 euros, de los cuales 1.300.000 le correspondió a los tenistas.

Para los cuarto finalistas, entre los que se ubicó la Argentina, el premio fue de 1.100.000 euros para los jugadores, y 515.000 euros para las federaciones.

Los equipos eliminados en la fase de grupo recibieron 771.000 euros (515.000 para los jugadores).

Cabe recordar que Kosmos Tennis, la empresa que organiza desde este año la Davis, solo en la fase final incrementó los premios hasta los 22 millones de euros.

Foto: @DavisCupFinals