La crisis social hizo terminar anticipadamente el torneo chileno y le dio el título a Universidad Católica

Universidad Católica se llevó hoy su decimocuarto título en el fútbol chileno, aunque no tuvo motivos para festejar, ya que lo obtuvo al darse por finalizado un torneo al que la gravísima crisis social del país trasandino hizo imposible de reanudar.

Con una votación de 42 a 5, el Consejo de Presidentes de la ANFP dio por concluidos anticipadamente sus campeonatos de Primera División, Primera B y Segunda División. Los Cruzados, pese a haberse vistos beneficiados con el segundo bicampeonato de su historia, fueron de los pocos que votaron en contra de la medida.

Con el argentino Gustavo Quinteros como entrenador y Luciano Aued, Sebastián Sáez, Diego Buonanotte y Germán Lanaro en el plantel, la UC se coronó de una manera poco tradicional, aunque merecidamente. Lideraba con 53 puntos en 24 fechas y le llevaba 13 de ventaja a su escolta, Colo Colo.

El beneficiado, si es que el contexto permite hablar de ganancias para alguien, fue Universidad de Chile. La U estaba en puestos de pérdida de categoría, pero el acuerdo al que se llegó hoy incluyó la anulación de ascensos y descensos.

Hace una semana se había reanudado el campeonato, pero los barras de Colo Colo obligaron a suspender el encuentro que estaban disputando Unión La Calera y Deportes Iquique y las fuerzas de seguridad admitieron que no están en condiciones de brindar los operativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *