Inter de Milán venció con algo de sufrimiento como local por 2-1 a un Spal que le hizo mucha más fuerza que lo que indicaba su posición en la tabla, y trepó a lo más alto de las posiciones de la Serie A italiana.

El triunfo tuvo mucho que ver con la actuación de Lautaro Martínez en el primer tiempo. El delantero bahiense, a pura potencia y con olfato goleador anotó los dos goles de su equipo.

El primero llegó a los 15, cuando encabezó un contragolpe, utilizó la maniobra de distracción que realizó Romelu Lukaku, y sacó un derechazo esquinado antes de pisar el área que abrió la cuenta para Inter.

Su segunda conquista, en tanto, la convirtió a los 40, cuando metió un gran cabezazo en el corazón del área, lugar ideal para los goleadores.

Spal, que no había convertido como visitante en todo el torneo, llegó al descuento a los 5 del complemento por intermedio de Mattia Valoti y le puso un gran signo de pregunta a la victoria de Inter.

Lautaro desperdició un mano a mano que pudo darle tranquilidad a su equipo, que finalmente aguantó el resultado durante esa última etapa y celebró efusivamente la victoria que lo llevó a la punta, con un punto de ventaja sobre Juventus.