Almirante Brown se consagró hoy campeón del Apertura de la Primera B Metropolitana, por lo que se aseguró un lugar en la gran final para pelear por un ascenso a la Primera Nacional.

En el estadio de Platense, y ante una multitud, el Mirasol empató 0-0 de visitante con la UAI Urquiza y sumó la unidad que necesitaba para llevarse el torneo.

El inmediato perseguidor de Almirante Brown fue Villa San Carlos, que terminó 0-0 de local con Flandria. El equipo de Berisso necesitaba para soñar ganar su partido y que haya una derrota del Mirasol en Vicente López.

De esta manera, Almirante afrontará el próximo Clausura con la ilusión de también llevárselo para ascender directamente. En caso de que haya un nuevo campeón, el conjunto de La Matanza lo enfrentará en la final.