En pleno campo de juego y en una jugada que, en los papeles, no ameritaba para mantener un cruce tan acalorado. El defensor de Atlético Tucumán Yonatan Cabral y el delantero de Newell’s Rodrigo Salinas se trenzaron en pleno campo de juego y existió la invitación de continuar la pelea en el camino hacia los vestuarios.

Iban 48 minutos del complemento cuando Cabral y Salinas comenzaron una carrera en busca de un envío largo desde el fondo de Newell’s. Pero en el medio se olvidaron de la pelota y se cruzaron fuerte.

Empujones y patadas fueron el preámbulo para la aparición de manotazos varios y hasta cabezazos.

Salinas salió rápido del tumulto, Cabral lo invitó a pelear afuera de la cancha.

Por supuesto ambos vieron la tarjeta roja y seguramente se perderán varios partidos por suspensión.

Al término del partido hubo un amontonamiento en el camino hacia los vestuarios. Afortunadamente, la mayoría intercedió para que la situación no fuera más grave.

Foto: Captura TV.