Racing Club entrenó hoy de cara a su último objetivo del año, el Trofeo de Campeones, que se disputará con Tigre el próximo sábado en Mar del Plata.

Para ese partido, que será el último de Eduardo Coudet en La Academia, sigue en duda el máximo emblema del plantel, Lisandro López. El delantero padece una contractura en el gemelo derecho que ya le hizo perderse dos encuentros. Será evaluado hasta último momento, ya que su intención es levantar una nueva copa.

Más difícil la tiene Leonardo Sigali, con un edema óseo en la rodilla izquierda del que se resintió hace una semana.

El que llegará pleno es Nery Domínguez, ya recuperado de una inflamación en el recto anterior de su pierna derecha.

En la práctica de hoy. Coudet dispuso un trabajo de salida, desborde y definición, además de un ejercicio consistente en acumulación de pases.

Se espera que, tras la pobre actuación del equipo en la derrota ante Lanús, el entrenador de Racing disponga varias modificaciones en el once inicial.