Fueron días difíciles en Independiente, no solo por el irregular presente del equipo en la Superliga y la incertidumbre sobre la continuidad de Fernando Berón como entrenador, sino también por la aparición de un conflicto económico en la previa del último partido de año, el viernes ante Newell’s en un juego pendiente de la segunda fecha.

La amenaza del plantel de no entrenarse este martes como medida de protesta no pasó a los hechos, porque según trascendió el club prometió primero realizar los pagos correspondientes y más tarde saldó una parte de sus obligaciones.

En diálogo con el sitio web partidario La Visera, el vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, había admitido que tenían “19 días de atraso”.

De esa manera, en una abrasadora tarde en Villa Domínico, los jugadores se entrenaron pensando en el partido que disputarán en el estadio Libertadores de América.

En ese sentido, Berón espera la recuperación de uruguayo Gastón Silva, quien terminó con una sobrecara muscular el juego que Independiente perdió frente a Banfield, el último fin de semana.

Su reemplazante natural, si Silva no se recupera, es Juan Sánchez Miño.

Ante este panorama, una probable alineación del Rojo sería con Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Jorge Figal, Sánchez Miño o Silva; Lucas Romero o Pablo Pérez, Nicolás Domingo Pablo Pérez; Martín Benítez, Domingo Blanco, Cecilio Domínguez; y Silvio Romero.