River: sobre llovido, mojado

Las últimas semanas no vienen trayendo buenas noticias para River. La derrota en Lima ante Flamengo y, un escalón más abajo, la caída en el clásico ante San Lorenzo que le impidió terminar el año en lo más alto de la Superliga, fueron algunas de ellas.

Hasta el triunfo en Rosario por el torneo local ante Newell’s, tras revertir un resultado adverso y pocos días después de perder la final de la Copa Libertadores, dejó secuelas, porque Marcelo Gallardo sufrió la baja de Ignacio Fernández, una de las piezas clave de su equipo.

Por si fuera poco, hoy el apodado Muñeco se enteró el diagnóstico de la lesión que sufrió Juan Fernando Quintero frente a San Lorenzo.

El colombiano sufrió una distensión en el isquiotibial izquierdo y se perderá la final de la Copa Argentina de este viernes ante Central Córdoba de Santiago del Estero, partido en el que River no sólo buscará una nueva consagración en ese torneo, sino también el acceso directo hacia la próxima Copa Libertadores (de momento ingresa en la fase preliminar).

Quintero asomaba como opción para jugar si Nacho Fernández no llega en óptimas condiciones, o si el volante puede jugar pero no puede completar todo el partido. Por lo pronto, ambos entrenaron de manera diferenciada este martes en Ezeiza.

Lo concreto es que Gallardo sumó un problema más para armar el equipo que jugará en Mendoza. Es que Matías Suárez tampoco entrenó con normalidad por un golpe en el tobillo izquierdo, aunque en su caso se cree que jugará sin problemas.

Probablemente este miércoles por la mañana en un nuevo entrenamiento en River Camp o en la conferencia de prensa que protagonizará después, el técnico entregue algunos indicios sobre a formación para enfrentar al equipo santiagueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *