El entrenador interino de Independiente, Fernando Berón, prefirió hoy esquivar la pregunta sobre su continuidad en 2020, tras la caída frente a Newell’s, y además de adelantar que se reunirá con la dirigencia en el transcurso de la próxima semana, deslizó que todo dependerá de “la idea que tenga el club”.

“Estos seis partidos que me tocó fuimos de mayor a menor. Lamentablemente nos volvemos a ir con la manos vacías. Faltaba muy poco cuando nos convierten”, se lamentó el técnico que sacó siete puntos en sus primeros tres partidos y que en los siguientes tres juegos apenas pudo cosechar una unidad.

En conferencia de prensa, Berón aseguró: “Quedamos que hablábamos después de estos seis partidos y esta semana nos estamos juntando. Habrá que ver qué idea tiene el club”.

“No me sorprenden las reuniones con otro entrenadores. Los dirigentes están en todo su derecho de reunirse con quien quieran y de pensar el 2020 como quieran. No me cae ni bien ni mal, esto es fútbol”, remarcó.

En ese sentido, añadió: “Estoy a gusto y cómodo en Independiente, pero veremos qué pasa en la charla”.

“Queríamos cerrar el año ganando hoy y cuando pasan este tipo de cosas no te quedás bien”, completó Berón.