Cristian Ansaldi, una de las sorpresas en la convocatoria del seleccionado argentino en el Mundial de Rusia 2018, tuvo este domingo una actuación soñada en Torino de Italia al anotar por duplicado frente a Hellas Verona, en un partido válido por la fecha 16 de la Serie A.

Pero el equipo de Ansaldi, que ganaba 3-0 gracias a otra conquista de Alejandro Berenguer, dejó crecer a su rival en el estadio Marcantonio Bentegodi de Verona, y vio esfumarse esa ventaja en los últimos 20 minutos.

En el banco de suplentes estuvieron las respuestas para Hellas Verona, porque convirtieron los tres futbolistas que ingresaron en el segundo tiempo: Giampaolo Pazzini de penal, Valerio Berre y Mariusz Stepinski.

Así, el juego casi perfecto que tenía Ansaldi se convirtió casi en una pesadilla, porque Torino dejó en el camino dos puntos importantes en función de sus intenciones de clasificar a un torneo internacional