Nicolás Blandi podría convertirse en el primer refuerzo de Vélez para el 2020. Ya hubo contactos y la propuesta de un contrato por tres años, desde Liniers, con el delantero de San Lorenzo, quien en los últimos tiempos perdió su lugar en la formación titular. 

Blandi, surgido de Boca Juniors y con paso posterior por Argentinos Juniors, se incorporó a San Lorenzo en 2014 -con un préstamo a Evian de Francia en el medio- jugando  158 partidos y anotando 61 goles con la casaca azulgrana. Fue campeón de la Copa Libertadores 2014. En la presente Superliga el delantero de 29 años registró 8 presencias y 3 goles. 

En los últimos tiempos, Blandi perdió consideración entre los titulares y como además San Lorenzo mantiene una deuda con él, se acrecienta la posibilidad de un cambio de club.

Y en Vélez están a la búsqueda de un centrodelantero ya que Leandro Fernández, cuya opción de compra es muy alta (7 millones de dólares), regresó a Independiente, y además Maximiliano Romero, del otro 9 del plantel, concluye su préstamo, sin opción, a mediados del año próximo.