Treinta y tres años pasaron de aquella vez, en la que Diego Maradona elevó al cielo, desde el balcón de la Casa Rosada, la Copa del Mundo que había logrado poco antes, en el inolvidable México 86.

Este jueves el ahora técnico de Gimnasia y Esgrima la Plata volvió a la casa de Gobierno, pero para reunirse con el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

El cálido encuentro se produjo en el despacho presidencial, donde intercambiaron presentes y dialogaron sobre distintas cuestiones. Seguramente una de ellas fue el fútbol: Fernández es hincha fanático de Argentinos Juniors, cuyo estadio lleva el nombre del ex capitán del seleccionado argentino

Maradona nunca ocultó su apoyo a Cristina Fernández, actual vicepresidente de Alberto Fernández, a quien también le brindó su respaldo desde el momento en que se oficializó su postulación a la Presidencia.

Foto: Prensa Gimnasia (LP)

Vestido con saco y bermudas, Maradona se dirigió luego al balcón que da hacia la Plaza de Mayo, con una réplica de la Copa del Mundo que Fernández le obsequió.

Alertada por su presencia, un numeroso grupo de personas se acercó hasta la Casa Rosada. Maradona contempló la situación, y gestual como siempre, disparó: “Volvimos. Macri nunca más”.

Según trascendió, el 10 se encontró con Fernández, entre otras cosas, para presentarle un proyecto para fomentar los potreros en el país, para que los niños más humildes puedan desarrollarse a través del deporte.

Foto: @MatiasMorlaAb