Esta triste historia se inició hace veinticuatro horas en el Parque Nacional de Table Mountain en Ciudad del Cabo, cuando el ciclista sudafricano Nicolas Dlamini (integrante del NTT Pro Cycling) fue interceptado, agredido, y subido por la fuerza por un integrante del cuerpo de seguridad del lugar, mientras entrenaba.

A causa de esa agresión, Dlamini sufrió una fractura en el húmero izquierdo de la cual fue operado hoy.

Estaba devastado y horrorizado al ver el video de Nicolas en las redes sociales. Ver a un joven que conozco tan bien en una angustia tan innecesaria me hizo sentir enfermo, para ser honesto. La forma en que fue tratado simplemente no es aceptable“, afirmó Douglas Ryder, director del equipo NTT.

Los directivos del equipo NTT le solicitaron a sus pares del SANParks “sanciones disciplinarias” contra aquellos que atacaron a Dlamini, un “pedido de disculpas públicas”, y un “compromiso” con la comunidad ciclística de Ciudad del Cabo.

Dlamini se preparaba para una temporada en la que iba a correr su primera competencia Grand Tour (La Vuelta a España), y además ganarse un lugar en el equipo olímpico de ciclismo de Sudáfrica para Tokio 2020.