El fútbol argentino femenino tuvo en este 2019 que termina a su año de explosión definitiva.

La creación de un campeonato local profesional, la participación del seleccionado argentino en el Mundial de Francia y la obtención de la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima, fueron los logros más importantes en un contexto de transformación permanente dentro y fuera de este deporte.

Corría el mes de marzo cuando en AFA se sentaron las bases del primer torneo profesional femenino.

El presidente de esa entidad, Claudio Chiqui Tapia, rubricó el acuerdo y así se produjo el desenlace feliz para una pelea que tuvo a Macarena Sánchez como abanderada, después de ser desvinculada de UAI Urquiza, equipo que, al cabo, revalidó su chapa de potencia en Argentina y fue el campeón del último torneo amateur.

El 20 de septiembre marcó el inicio de una nueva era para el fútbol femenino porque se disputó, en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata, el primer partido profesional.

Antes, el seleccionado argentino apuntó la evolución de la actividad en el ámbito local con actuaciones históricas en el Mundial de Francia y en los Panamericanos de Lima.

En su regreso a un Mundial, el equipo dirigido por Carlos Borello estuvo cerca de lograr una histórica clasificación a los octavos de final.

Su camino en Francia comenzó con un empate con Japón, continuó con una caída ajustada frente a Inglaterra y terminó con un empate ante Escocia donde logró su primer gol en un torneo mundialista.

La vara quedó alta y Lima 2019 era una buena oportunidad para ratificar el crecimiento. Sin embargo, problemas internos surgidos después del anuncio de la lista llenaron de nubes el panorama.

Argentina superó ese conflicto y transitó con firmeza hasta la final. El oro quedó cerca y el equipo albiceleste tuvo que conformarse con la medalla de plata, la primera de su historia, tras perder en los penales con Colombia.

Foto: Prensa Selección Argentina

El equipo nacional femenino terminará 2019 con 16 partidos internacionales jugados, una cifra inédita en la última década, y con Mariana Larroquete como goleadora, con 6 tantos.

Sin dudas, fue este uno de los años de mayor crecimiento para el fútbol femenino, respaldado por resultados. Queda mucho por crecer y el camino es empinado, pero no imposible para una actividad que demostró tener muchísimo potencial.

#FútbolFemenino #Argentina #AFA