¿River se va para arriba?

River Plate tendrá un duro grupo de Copa Libertadores, el D, en el que están San Pablo y dos viajes a la altura: a Quito para enfrentar a Liga, y la visita a Binacional. Frente a los peruanos al menos había un aliciente, ya que su estadio, que está a 3.800 metros sobre el nivel del mar no está habilitado por CONMEBOL… pero eso podría cambiar,

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció hoy que intentará ayudar al humilde representante de su país para que logre remodelar el sistema de iluminación, que es lo que le falta para poder hacer de local en su casa durante el máximo torneo continental.

“Vamos a poner especial atención para que el estadio pueda tener la iluminación y no haya ningún riesgo de que pueda jugar el equipo Binacional precisamente en su casa, aquí en Juliaca”, informó el primer mandatario durante una visita a la ciudad de donde es Binacional.

Sin equivalencias desde lo futbolístico, a River podría complicarlo, y bastante, un encuentro en la extrema altura del Estadio Guillermo Briceño Rosamedina. Eso si, las obras que se deben realizar tienen un costo estimativo de 4 millones de dólares y deberían estar terminadas antes del 7 de abril, fecha en la que el millonario visitará a Binacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *