Cuando Jenny decide marcharse de Greenbow, después de rechazar la propuesta de matrimonio de Forrest Gump, el protagonista de esa taquillera película de los años 90 decide echarse a correr.

Personificado por Tom Hanks, Forrest Gump fue corriendo límites en esa carrera (primero la cerca de su domicilio, luego el condado y más tarde el estado de Alabama) y terminó cruzando el país entero, sin ninguna razón.

En su camino, Forrest Gump reclutó compañeros en esa aventura, que le pedían ayuda o simplemente lo acompañaban.

En San Martín de los Andes, en la mañana de este sábado, se vivió una situación similar, pero en la vida real.

Es que el plantel de River, con un objetivo claro, ser nuevamente competitivo en este 2020, unió al trote el hotel donde se hospeda con el sitio donde tenía previsto entrenar (unos dos kilómetros).

En el camino, también se encontró con numerosos fanáticos que acompañaron sus pasos, para tomarse una foto o simplemente para correr junto a sus ídolos.

Después de lo que fue el increíble recibimiento del viernes, los hinchas de River de San Martín de los Andes y alrededores vivieron otro curioso momento junto al plante que conduce Marcelo Gallardo.

Más tarde el plantel realizó su segunda jornada de entrenamientos en esa ciudad neuquina.

El cuerpo técnico aguarda la incorporación del colombiano Juan Fernando Quintero, quien prmaneció en Buenos Aires para realizarse estudios cardiológicos complementarios.